Desde que se anunció que era posible una visita de Papa Francisco a Estados Unidos para el Encuentro Mundial de las Familias inició el sueño de poder verlo. Cuando se hizo oficial el hecho de que venía a  Estados Unidos aparté las fechas en mi calendario y junto con varios amigos Emproístas empezamos a planear el viaje.

Iniciamos con un grupo de 8 amigos y terminamos viajando 16 juntos. Era la primera vez que la mayoría de nosotros iba a ver a un Papa. La emoción del viaje era increíble. Manteníamos comunicación por medio de un grupo de Whatsapp. Nos reuníamos para planear los detalles de hospedaje, transportación y más. Seguíamos la visita de Papa Francisco a los otros países latinoamericanos. Cuando por fin llegó septiembre, contábamos los días para la anhelada visita. Y así, Emproístas de todo Estados Unidos planearon y viajaron a Washington DC, Nueva York o Filadelfia para poder ver a nuestro querido Papa por lo menos por unos segundos.

Mauro Reséndiz, Emproísta de Centro Guías San Diego viajó de parte de su diócesis a Washington DC y pudo estar presente en la misa de canonización de San Junípero Serra.  De Centro Guías Houston, María Lira viajó con un grupo de mujeres activistas y caminaron 100 millas hasta llegar a Washington DC para hacer conciencia acerca de la necesidad de una reforma migratoria en Estados Unidos. Erik Tarín y un grupo de Emproístas de Centro Guías Phoenix viajaron a Nueva York y después a Filadelfia. Ellos con sus banderas llamaron la atención de medios de comunicación como CNN y Telemundo.

Asistimos alrededor de 40 Emproístas de la mayoría de los Centros Guías de Estados Unidos. También se unió Estefanía Echeverry, Emproísta de San Pedro Sula, Honduras que estudia en el estado de Rhode Island. Todos íbamos por diferentes razones, con diferentes realidades para un mismo objetivo, poder ver a Papa Francisco durante esta histórica visita. El verlo nos impactó y su mensaje nos llegó al corazón.

“Ver al Papa y poder mirar sus ojos me dio esperanza. Me hizo comprender que tengo que ver con los ojos del alma. Que tengo que profundizar en la oración para poder seguir a Cristo.” – Karina Montes, Centro Guías Oklahoma City, Encuentro #20 CG Arkansas

La visita de Papa Francisco para mi significó “una iglesia viva llena de fe.” – Enrique Ventura, Centro Guías Arkansas, Encuentro #18

“Para mí fue una oportunidad bella que el Papa Francisco haya venido a Estados Unidos. Fue una experiencia muy emotiva que me llenó de mucha alegría. Sentí muy especial poder revivir la bendición del papa y verlo de cerca. ¡El irradia mucha paz y mucha esperanza! Aumenta mas mi amor por Jesús Cristo y la iglesia católica.” – Cecilia Lavallade, Centro Guías Phoenix, Encuentro #13

La visita de Papa Francisco  “significó la alegría de poder estar en común unión con el rezando por nuestra iglesia. Siendo una invitación de compartir a los demás su amor, fidelidad y compromiso a Dios desde la familia.” – Alberto Delgado, El Paso, Texas, Encuentro #65 CG Houston

“¡El haber podido ir a Filadelfia fue una bendición grandísima y un verdadero regalo de Jesús! Fue la primera vez que vi a un papa, de estar en un momento tan especial de nuestra iglesia Católica, de asistir a tan especial misa junto a más de 1 millón de personas orando, arrodillándose y alabando a Dios. Solo Dios puede reunir a tantas personas en su nombre y llenar de tanto amor, paz y alegría a millones de corazones en tan solo segundos. Definitivamente Cristo rejuveneció el amor y la fe en nuestra iglesia y en mi corazón en esos 2 cortos y bellos días.” – Valeria Bernadac, Oxford, Michigan, Encuentro #54 CGHouston

“Al estar en esta gran ceremonia fue un gran honor y bendición poder presenciar y reconocer la gran santidad de San Junípero Serra y ver a nuestra roca de la iglesia católica el Papa Francisco presidir esto. Fue una gran alegría poder estar presente en unidad muchas congregaciones religiosas, sacerdotes y el gran pueblo que somos todos. Un solo objetivo, una sola iglesia, un solo Dios. Uno para todos y todos para Cristo.” – Mauro Reséndiz, Centro Guías San Diego, Encuentro #54

Esta experiencia “significó hacer un acto de fe, sacrificio y amor para las familias y la humanidad. El haber estado cerca del Papa Francisco me dio la oportunidad de participar en su propia visión; la dignidad y bienvenida al migrante en los Estados Unidos Americanos. El haber sido parte de 100 Mujeres/100 Millas me dio también oportunidad de afirmar con cada paso que di de nuestra dignidad y de hacer un llamado al mundo de la necesidad de valorar los derechos humanos que nos permitan ser lo que cada uno es llamado a ser. Esto fue para mí una verdadera acción social y un crecimiento para mi espiritualidad” – María Lira, Centro Guías Houston, Encuentro #3

“Mi experiencia fue de mucha bendición ya que era la primera vez para mí en estar cerca al Sucesor de San Pedro. Me tocó verlo tres veces de una distancia corta; cuando paso en su Papa Móvil una vez en Nueva York y las otras dos en Filadelfia. De tantos feligreses de distintas partes del mundo que fueron me gustó que muchos de sus mensajes los compartió en nuestro idioma y me sentí privilegiado ya que el Papa es de los nuestros.” – Erik Tarín, Centro Guías Phoenix, Encuentro #11

Ahora varios Emproístas a nivel internacional nos preparamos para viajar a Polonia para la Jornada Mundial de la Juventud que se llevará a cabo en la ciudad de Cracovia en julio del 2016. Ya se siente la emoción y nos unimos en oración por todos los Emproístas peregrinos. Como dijo nuestro Papa en su visita a Estados Unidos, no se nos olvide rezar por él.

Cristo en medio de nosotros… está y estará. Santa María de las almas grandes… ¡estamos en ruta!

Por Brenda Banegas,

Vice-Coordinadora Internacional,

Encuentro #52 CG Houston